Olvídate de tardar horas encontrando tu prenda favorita entre toda tu ropa. Con un clóset organizado, tu vida será más sencilla. Sigue estos cuatro consejos para lograr el clóset perfecto.

 

 

Clasifica tu ropa

 

No hablamos de un sistema de organización riguroso, solo de que acomodes tus prendas siguiendo un criterio, ya sea por temporada, ocasión o tipo. Sea cual sea tu elección, la clave es dejar la ropa de uso diario en el área más accesible del clóset para que no tengas que sacar todo cada vez que quieras usar una prenda determinada. Si lo prefieres, también puedes organizar tu ropa por color.  Todo se trata de que sepas en dónde está cada cosa.

 

Pon en orden tus accesorios

 

Hay numerosos accesorios pequeños que terminan haciendo un caos en el clóset, como los calcetines, cinturones, bufandas, corbatas o  pañoletas. Todo esto puede ir acomodado en organizadores con divisiones dentro de tus cajones.También puedes optar por usar estantes colgantes o colocar percheros en la pared del clóset si prefieres ahorrar espacio.

 

 

Acomoda tus zapatos

 

Un estante colgante es una buena opción, así como un organizador de zapatos o, si tienes suficiente espacio, usa cajas de plástico transparente con tarjetas de identificación para guardar esas docenas de pares de zapatos. Si no consigues acomodarlos en el clóset, las cajas u organizadores debajo de la cama son otra alternativa.

 

Guarda tus bolsas

 

Las bolsas ocupan un espacio considerable en tu clóset, coloca percheros en las puertas del armario para que no se maltraten y no llenen tus cajones.

 

 

Asigna cajones

 

Asignar cajones según la cantidad de ropa que vas a guardar es excelente idea para economizar espacio. La ropa interior cabe en cajones pequeños, mientras que las playeras van mejor en cajones anchos y con profundidad.

 

Con Realiza podrás equipar tu nuevo hogar, ¿quisieras tener un clóset en tu habitación? ¡Con nuestros planes de financiamiento es posible! Pide mayores informes.

Fuente: The Home Depot